Inversiones o dinero mal gastado...  

Publicado el 9 de Febrero de 2015

 

Primera parte

                                       

Para poder realizar buenas inversiones, primero debe saber el  significado de la palabra. Yo defino la palabra inversión de la siguiente manera:

 

Es colocar un capital, para obtener una ganancia o retorno mayor al costo del dinero o de la inflación del país donde usted y sus fondos residan.

 

La diferencia entre que se convierta en un millonario o en una persona que vive endeudado, no depende de sus estudios, de su inteligencia, o del país en donde nació; depende solamente de que haga buenas inversiones, y que la mayoría de ellas no se conviertan en dinero mal gastado. ¿Cuántas veces, se privó de comprarse algo,  de realizar ese viaje, o de consentir a sus hijos con algún regalo costoso, y luego termina perdiendo cien veces más en una mala inversión?

 

Creo que todo inversionista real, sabe de lo que hablo, y me animo a decir que todos pasamos por esa experiencia, aún Warren Buffett y Bill Gates, estarían de acuerdo con esta apreciación. (Por si no los conoce, le cuento que son dos de las personas más ricas del mundo) Lo que hace la gran diferencia es aprender de los errores, para que cada vez sucedan menos a menudo, hasta llegar a poder saber que está en el camino correcto, hacia la libertad económica.

 

Conozco y sé de cientos de profesionales que estudiaron por años, y viven trabajando sin cesar sólo para cubrir sus deudas y todos esos lujos prematuros que debieron haber esperado.

 

Me atrevería a plantear un panorama común en muchos lugares.

Conocen a la persona de sus sueños, se casan y comienza la carrera para ver quién tiene el mejor carro, la mejor casa, y la tarjeta de crédito con más deudas.

 

¿A qué me refiero con lujos prematuros?

La sociedad, lleva a cada egresado de la universidad a premiarse por sus sacrificios, haciendo que se compre ese carro o auto nuevo que soñaba, y esa casa que sólo un “profesional” puede comprar. Ese premio es el principal responsable del futuro incierto de esas personas. Si estos egresados, comienzan a entender que primero deben invertir y luego gastar, podrán cambiar su destino completamente y disfrutar de la vida como sólo lo hace un porcentaje muy pequeño de la sociedad.

Esto mismo aplica para comerciantes y jóvenes independientes que eligieron los negocios sobre los estudios.

 

El estudio no es garantía de triunfo, ni de una vida de confort, el estudio es solo un escalón de los tantos que debe subir para llegar a la cima. La enseñanza real viene precisamente después de los estudios, si usted se da cuenta de esto, es posible que esta simple nota, sea responsable de un futuro diferente, y le permita evitar entrar en esa carrera que la mayoría de las personas no llegan a ganar.

 

Comience a invertir antes de gastar, le comparto un ejemplo que yo usaré con mis propios hijos y que ya varias personas que fueron a mis talleres de negocios, aplicaron con los suyos. Le pregunto: Cuando un hijo cumple 16 o 18 años, (dependiente en el país que viva y del poder adquisitivo de la familia) ¿cuál es el regalo que este joven espera? Seguramente un vehiculo, y lamentablemente ese joven recibe ese regalo, en la mayoría de los casos es un vehículo con una deuda que el joven deberá pagar y en otros casos aún peores es un vehículo nuevo del año, que no tiene ninguna deuda. Personalmente me preocupan los dos ejemplos y a continuación le explico el porque.

 

En el ejemplo uno, el joven comienza su vida de adolescente con una deuda, y la peor parte es que está llevando información errónea a su mente, a la que le dice, está bien que me endeude porque necesito el vehículo, ese pensamiento será responsable de los siguientes pensamientos erróneos y

de las acciones que tomará.

 

Ahora necesito ropa nueva y la pagaré con tarjeta de crédito, luego necesitaré mi apartamento porque me quiero casar y lo pagaré con una hipoteca, luego merecemos unas vacaciones y las financiaré a 48 meses y después de todo esto, recibe una carta por correo que dice: Bienvenido a mundo de las deudas y desde hoy su futuro esta en mis manos, firmado VISA o MASTERCARD.

 

Muchos jóvenes y lamentablemente adultos entran en este juego que es parecido a la ruleta rusa, con la única diferencia que a este ultimo juego difícilmente pueda volver a jugar...

 

El segundo ejemplo, creo que es aún peor, porque como papá y mamá tienen mucho dinero, yo ya tengo hoy el auto que debería tener dentro de 10 años, aquí hay otro mensaje que la mente recibe... para qué me voy a preocupar si tengo a  papá y mamá. Está comprobado que la mayoría de los jóvenes en estas condiciones no llegan a ser triunfadores, ni buenos inversionistas porque nunca tuvieron la necesidad o mejor dicho nunca se dieron cuenta de la necesidad de romper el cordón umbilical para llegar a ser exitosos.

 

Si estos jóvenes hoy manejan un auto del año, ¿qué motivación tendrán dentro de 10 años? Luego sucede que muchos padres dejaron de tener la libertad económica que tenían y cuando esos jóvenes llegan a la edad adulta se encuentran con un problema difícil de resolver y una vida financiera y social que pasa a ser un recuerdo y el responsable de muchas frustraciones.

 

La próxima semana seguiré con la segunda y ultima parte de este tema, en el cual le daré una alternativa, para evitar estos dos ejemplos mencionados; y de esa forma poder criar hijos triunfadores, y a su vez, lo ayudara a usted mismo a cambiar su vida financiera y salir de este sistema financiero que tiene en la pobreza a una gran parte de la población mundial.

 

¡Hasta la próxima semana! No olvide de visitar mi página de Internet y enviar sus comentarios, o reenviar la página: www.HispanoExitoso.com  a sus amigos, familiares y conocidos, si es que considera que se pueden beneficiar con mis artículos. ¡Hasta la próxima semana!

Si le gusto esta columna, y cree que aporto algo a su vida, imagine leer las “50 claves del éxito”. Presione aquí para adquirirlo.

 

Dany Rutois

Motivador financiero & Negociador

www.rutois.com

www.Floridainvestments.com

www.Negociadorindependiente.com

 

Haga click aquí para volver a la página principal


Enviar a un amigo:
 
Daniel Rutois  
Volver al Indice
Copyright © 2013 rutois.com