¿Cuáles son los hábitos que diferencian a los ricos de los pobres?

 

Publicado el 22 de Mayo de 2017

 

Ya estamos a sólo un mes de terminar el año 2014, y es oportuno hablar de este tema, para que en el 2015 comience un año con todas las herramientas que necesita en sus manos.
Generalmente digo que si en una guerra, no sabemos quién es el real enemigo, no se tiene oportunidad de ganarla. Desde mi punto de vista, prueba de esto son Venezuela y Argentina, que cada día sus habitantes viven de peor manera y con menos oportunidades de vencer los desafíos, debido a que el pueblo pelea con el enemigo equivocado, pero éste no es el tema de hoy, es tan sólo una metáfora para ilustrar las diferencias entre los ricos y los pobres.

SI usted es pobre, y cree que lo es por el motivo equivocado, seguirá siendo pobre toda la vida. Es cuestión de un análisis frío. Sin excusas. El ser pobre, si bien no es un pecado, es una consecuencia de muchas circunstancias, y el ser rico en algunos casos es por golpes de suerte, pero en la gran mayoría, es por decisión y perseverancia.

Si usted, comienza a saber y aceptar lo que los difiere entre sí, podrá hacer cambios simples que le permitan conseguir cambios importantes y significativos..

Lo que le voy a describir a continuación, no es un estudio o proyección realizado por mí, sino son estadísticas realizadas por diferentes universidades y profesores de Estados Unidos.

Lo primero que debe saber, es que un hábito se puede adquirir o perder ¡en tan sólo cuatro semanas! Por lo tanto, si usted está dispuesto a “sacrificarse por ese tiempo”, luego disfrutará del nuevo habito, debido a que será parte de su vida cotidiana.

Entendamos que hablamos de una gran mayoría; no me escriba diciendo que usted es pobre y si hace alguna de esas cosas, porque no tengo dudas que mucha gente lo hace. También cabe aclarar que si ésta fuese una de mis primeras columnas y usted no me conociera, no me animaría a escribir sobre este tema, porque podría sonar a discriminatorio, pero creo que usted me conoce y entiende mi mensaje, además recuerde que yo fui tan pobre como tal vez usted lo sea hoy. ¡Comencemos!

• La gran mayoría de los ricos leen mínimo 30 minutos al día, solamente el 15% de los pobres lo hacen.
• Los ricos hacen ejercicio físico unas 3 a 4 veces a la semana, los pobres suelen no hacerlo.
• Los ricos usan su teléfono sólo para hablar o enviar textos de negocios, los pobres usan el teléfono como si fuera un juguete.
• Los ricos, no comen comida chatarra, los pobres comen ese tipo de comida 3 a 4 veces a la semana.
• Los ricos, van a los centros comerciales dos o tres veces al año, los pobres suelen ir dos o tres veces al mes.
• Los ricos tienen metas a largo plazo, los pobres tienen metas a corto plazo o viven al día.
• Los ricos escriben sus metas, los pobres las tienen en su mente.
• Los ricos, utilizan internet para entretenimiento o ven televisión una hora al día, los pobres más de tres.
• Los ricos les regalan a sus hijos, educación formal, cursos de liderazgo, libros de biografías de personas
exitosas, incluso audios de superación personal. Además, les enseñan del valor e importancia del dinero; los pobres les regalan un automóvil nuevo a sus hijos al cumplir los 18 años, o los felicitan cuando consiguen un trabajo mal remunerado.
• Los ricos, se automotivan ahorrando y generando más bienes, los pobres se motivan consumiendo y endeudándose.

Creo que son ejemplos suficientes para que le llegue mi mensaje, y pueda decidir qué cambios debe hacer desde este momento.
Recuerdo que cuando era un niño, solía escuchar que por ser rico, no vas a poder comprar más años de vida, o vivir más que un pobre, y hoy sabemos que esa apreciación era y es errónea, porque los ricos tienen acceso a un estándar y calidad de vida que les permite vivir más que los pobres en muchas naciones por las razones que les enumeré, por lo tanto, si no los motiva el dinero para realizar alguno de esos cambios, es muy válido, pero tal vez los pueda analizar si es que quisiera vivir más años, y en mejores condiciones físicas.

A esas razones mencionadas en las estadísticas del estudio, yo agregaría una más… muchas personas son pobres, por herencia o por creencia, y considero que usted puede heredar una enfermedad, pero no la pobreza; cada persona es única, y cada década es diferente, no permita que su mente lo traicione y lo lleve a vivir una vida de limitaciones, porque usted tiene todo para ser exitoso y llegar a la libertad económica. ¿Tiene hoy los hábitos que le ayudarán a alcanzar ese éxito?
Si me permite aportar un poco de motivación a su vida, lo espero cada mañana en mi página de Facebook; o bien, puede visitar www.hispanoexitoso.com y enviarme sus comentarios o invertir en mi libro. ¡Hasta la próxima semana!

 

Daniel Rutois

Motivador financiero & Negociador

www.hispanoexitoso.com

 

Haga click aquí para volver a la página principal



Enviar a un amigo:
 
Daniel Rutois  
Volver al Indice
Copyright © 2013 rutois.com