іLas dos virtudes que te llevarán al ÉXITO!

 

Publicado el 11 de Septiembre de 2017

 

Comencemos con entender que hay dos virtudes o aptitudes esenciales para llegar a cualquier meta, y que cualquier persona puede adquirir fácilmente.

1. Iniciativa. 2. Concretar resultados o en otras palabras tomar acción. Como ve, son virtudes que todo ser humano puede alcanzar y hoy les diré cómo hacerlo. Tenga en cuenta que no le dije, desde hoy debe trabajar para ser el mejor tenista del mundo o el mejor jugador de fútbol. Lógicamente eso es más difícil de lograr, primero porque con ese talento se nace o se desarrolla comenzando a ejercitar desde que es un niño.
Mientras que demostrar iniciativa y concretar resultados, son virtudes o aptitudes que se pueden descubrir y hacer evolucionar en cualquier etapa de nuestras vidas.

Comencemos a hablar de la iniciativa: Por su cabeza pasan decenas de ideas cada día. El problema es que su rutina, su entorno, su trabajo y sus obligaciones, muchas veces lo superan y no le permiten analizarlas. Además, el conformismo es su peor enemigo y desde hoy debe reconocerlo, identificarlo y luchar en contra de él.

Le doy un ejemplo: Hace unas semanas vino a mi oficina para una sesión de mentoría un señor que hace más de 10 años es albañil, trabajando para la misma empresa; se sentía inconforme con su vida, con su trabajo y no sabía cómo salir de esa rutina. Este señor se levanta cada mañana para ir al trabajo como lo hace usted, y espera que sean las 5 PM para volver a su casa. Obviamente las decenas de ideas que le pasan por la cabeza nunca llegan a su consciente y así pasaron 10 años.

Le dije, ¿quiere cambiar su vida YA MISMO? Me miró sorprendido y me dijo: me encantaría. Bueno, hará lo siguiente:
Mañana mismo irá a una imprenta y se hará tarjetas de negocio que digan que es albañil & pintor, luego, comenzará a dar su tarjeta a toda persona que le pasa por delante, y aún más importante, en cada trabajo que tenga, repartirá su tarjeta de manera discreta y oportuna a los vecinos diciéndole: Estoy arreglando la casa de su vecino y si algún día necesita a alguien honesto y trabajador por favor me llama.
Esto es todo, ¿cree usted que pueda hacer esto? Me respondió SI, le dije, bueno, los 10 años pasados ya se fueron, pero desde hoy estamos planeando los próximos 10, y yo le garantizo que, si usted hace este simple ejercicio, en menos de 12 meses usted tiene su propia empresa y en menos de 24 meses usted no tendrá que hacer más ese trabajo, porque tendrá empleados que lo harán por usted.

Le pregunte: ¿Se ve en unos años como empresario? Me dijo con una sonrisa que no le había visto hasta ese entonces, SI, ME VEO COMO EMPRESARIO Y LO MÁS IMPORTANTE ES QUE ME DIO UNA RAZÓN PARA VIVIR Y SENTIRME FELIZ.

Todo lo que tomó para cambiar la vida de este Señor, es hacerlo que reaccione y tome iniciativa, luego los resultados vendrán solos, siempre y cuando se esté dispuesto a tomar acción y a ser perseverante.
Este mismo ejemplo puede adaptarse a casi cualquier trabajo. El mensaje aquí es que debe conseguir tener su mente clara, para que pueda percibir las ideas que su mente crea y luego decidir cuál de ellas es la que más lo identifica para iniciar una nueva meta en su vida.

A nuestro alrededor hay mucha otra gente que tiene iniciativa y que son creadores de ideas. Casi todos los días tienen nuevas ideas para negocios o trabajos, comienzan a trabajar en una idea, y a las pocas semanas aparece otra idea y dejan la idea anterior para ir detrás de esta nueva oportunidad, luego al mes aparece otra idea y sucede lo mismo. Diez años más tarde están en el mismo lugar sin haber concretado nada. < em>Por eso, es tan importante conseguir tener las dos virtudes mencionadas.

Una vez que tenga una idea, estúdiela en profundidad por varias semanas y luego, si sigue pensando que es una buena idea, trabaje en ella hasta llegar a su meta, si en el transcurso de ese tiempo surge una nueva buena idea, tome nota y déjela para más adelante.
Si es una persona que aprendió a manejar sus tiempos, es posible que pueda llevar a cabo dos ideas al mismo tiempo, pero no más de eso.

Le pido que en este instante tome un papel y un lápiz y escriba la idea que le está pasando por su cabeza y comience a trabajar en ella. ¡El costo de la lección de hoy es que se comprometa a compartir conmigo sus logros el mismo día que los consiga!

¡Hasta la próxima semana!

 

Daniel Rutois

Motivador financiero & Negociador

www.hispanoexitoso.com


 

Haga click aquí para volver a la página principal



Enviar a un amigo:
 
Daniel Rutois  
Volver al Indice
Copyright © 2013 rutois.com