ATENCIÓN
Se buscan personas que quieran ser felices

 

Publicado el 2 de Octubre de 2017

 

Si usted leyese en un periódico un aviso que dijera: Se buscan personas que quieran ser felices, ¿usted iría? Yo considero que nueve de cada diez personas irían a esa entrevista. ¿Por qué? Simplemente porque todo ser humano nació con el propósito de ser feliz. ¿Hay algún sentimiento que supere a la felicidad? Absolutamente todo lo que hace, o debería hacer está ligado a llegar a sentirse feliz.

¿Por qué de pequeño le gustaba ir a Disney? ¿Por qué luego quería conocer a esa persona especial? ¿Por qué contrae matrimonio? ¿Por qué quiere tener dinero? Se compra ese carro que soñó, tiene hijos, compra una casa, va de vacaciones, etc. Todo esto lo hace solo y exclusivamente para sentirse feliz.

Ahora le pregunto: ¿En una encuesta entre diez personas cuántas son realmente felices? ¿Es justo decir unas dos? Yo creo que sí. ¿Cómo es posible? que seres inferiores a nosotros disfruten de la vida y sean felices con mucho menos. ¿Cuándo ve a dos pájaros volar, los ve tristes? ¿Cuándo un grupo de delfines pasan cerca suyo, los ve deprimidos? ¿Cuándo llega a su casa y lo recibe su perro, lo ve llorando? ¿Cuándo va al zoológico y ve a los monos, los ve alcoholizados o drogados? ¿En dónde fallamos los humanos? ¿Cómo se entiende? que el ser más inteligente del universo no disfrute de la vida al igual que otros seres vivos.

Hay muchas razones por las cuales la mayoría de los seres humanos no son felices. Si hoy identifica las suyas, estará en camino de cambiar su vida para siempre. Una de las razones es que muchas personas creen que no son suficientemente inteligentes, y por eso están destinados a vivir en la pobreza. En realidad, es todo lo contrario, y salvando las distancias, los animales son prueba de esto. Muchas veces su gran inteligencia es responsable de su presente, porque analiza y estudia cada situación tantas veces, que no llega a concretar nada. Recuerde que tres de cada cinco millonarios no fueron a la universidad y muchos ni terminaron la escuela secundaria. Otras razones son:

Vive inconforme de quién es y de donde está en la vida. Hay mucha gente que deja pasar su vida y vive lamentándose, sin saber que la razón por la cual no fueron felices fue justamente esa inconformidad que no les permitió conocer el poder de su mente, ni disfrutar los momentos que debieron ser de felicidad. Si está inconforme con algo, simplemente cámbielo.

Su ansiedad. Está muy bien que tenga metas en su vida, pero tenga la paciencia necesaria para ir creciendo paso a paso. Ponga una meta a cinco años por darle un ejemplo y disfrute el camino. Si usted cada noche se va a dormir sabiendo que está un paso más cerca de su meta, es suficiente para dormir tranquilo y feliz; es sólo una cuestión de tiempo hasta que llegue a cumplir esa meta.

Excusas: Debe ser feliz desde este mismo momento. Abandone esa idea de que será feliz cuando se case, cuando tenga un hijo, cuando tenga dinero, cuando se retire y viaje por el mundo, cuando baje de peso, o cuando regrese a su país. Éstas son algunas de las excusas responsables de que tanta gente no sea feliz en el mundo. Desde hoy, piense diferente y sea feliz pensando que se casará, que tendrá ese hijo, que tendrá dinero, etc.

Vive quejándose de todo. Entienda que cada vez que se queja de algo o de alguien se hace daño sólo a usted, cambie la queja por la comprensión.
La queja no lo llevará a ningún lado, sólo le quitará parte de su energía, la que necesita para generar ideas y de esa forma ser feliz.

No sea perfeccionista: Los intentos de perfeccionar su vida, le quitan tiempo para disfrutarla. Esta supuesta virtud es responsable de cientos de negocios exitosos que nunca se llegaron a ejecutar. Si Bill Gates hubiese sido perfeccionista, hoy usted no tendría una computadora.

Y la última razón se llama Julio Iglesias. Que no le pase como a él, cuando canta “Me Olvide de vivir” no permita que la vida, la sociedad, el trabajo, la fama o el dinero, le hagan olvidar el propósito real de vivir y ser feliz.

Como ve, usted no tiene que esperar a que algo suceda para ser feliz, levántese cada mañana con una sonrisa y ese día será diferente, si se sale del camino por situaciones que lo superan, lo invito a que visite un hospital y vea lo afortunado que es, o piense en cuantas personas no se levantaron de su cama esta mañana.

¡Hasta la próxima!

 

Daniel Rutois

Motivador financiero & Negociador

www.hispanoexitoso.com


 

Haga click aquí para volver a la página principal



Enviar a un amigo:
 
Daniel Rutois  
Volver al Indice
Copyright © 2013 rutois.com